martes, 31 de julio de 2007

Un marido ideal. Acto cuarto

Jamás creo una sola palabra de lo que tú y yo nos decimos