lunes, 6 de agosto de 2007

Bill Sienkiewicz, o memorias de un fan ingrato.





Todo el mundo ha tenido en su adolescencia o juventud algún ídolo musical o deportivo, cuya grandeza se alimentaba fundamentalmente de la pregunta Pero ¿cómo lo hace?. De ahí la admiración por algunos "magos de la guitarra" o por la técnica de algunos directores de cine, por ejemplo. Y es que, me temo, mi historia como fan de Sienkiewicz es muy parecida a la de un seguidor de Prince durante los 80: una admiración sin límite que, con el paso del tiempo, se ha vuelto indiferencia. Bueno, les sigo admirando de forma retroactiva, pero no me interesa NADA lo que hacen ahora. Es más, ambos se han quedado estancados en la fusión de conceptos y estilos que les dio la fama, fusión posmoderna y fascinante entonces, pero de lo más hortera e inútil hoy.

Y, claro, cada vez que veo o escucho sus nuevos trabajos, que me parecen patéticos, no dejo de preguntarme ¿qué ha pasado? ¿dónde está la magia? ¿La han perdido ellos o la he perdido yo?


Para alguien que no viviera la publicación del Electra: Assassin, con guión de Miller, o escuchado el Parade en su momento, 1986, es muy difícil comprender el impacto que estos dos artistas tuvieron en toda una generación. Y en algún que otro historietista de por aquí, como Fernando de Felipe, que llegó a dibujar una historieta situada en un futuro cercano donde la tumba de Prince era lugar de peregrinaje para miles de creyentes... en el mensaje de su legado artístico. Hoy es un mal chiste, pero entonces, lo juro, parecía posible.

Lo más importante, para mí, era que su arte transmitía que el talento no tenía límites. Así que podías pintar comics en lugar de dibujarlos y demostrar, de paso, que el expresionismo y el arte naïf podían convivir entre viñeta y viñeta sin dejar de contar una misma historia (¡ja!). O demostrar que el funky setentero era muy mejorable fusionándolo con algo de pop blanco (¡ja! también).
















También parecía que Sienkiewicz era capaz de cualquier cosa; Bill demostró que todos los fuegos de artificio en que los ilustradores americanos de los 70 convirtieron la rica tradición heredada de Maxfield Parrish, NC Wyeth o Howard Pyle, podían trasladarse al comic, mezclados con el punto justo de art noveau y expresionismo europeo. Vamos, que lo más característico del arte de la ilustración podía servir para contar historias. Cuatro novelas gráficas (Electra: Assassin, Daredevil: Love and War, Stray Toasters y Brought to Light) fueron suficientes para que la crítica se rindiera a sus pies por su fusión del arte europeo y el comic americano, y para pasar por el artista más original y excéntrico de Marvel y trabajar con los mejores guionistas del momento.

Hay que liberar a los personajes de la línea negra que los limita, decía Bill, mientras dibujaba historietas "como le daba la gana".
Y otros, quizá con menos talento, pero con más personalidad e inteligencia lo oyeron: Dave McKean recogió claramente su testigo, hizo su Stray Toasters particular, Cages, y se convirtió en el artista multidisciplinar y todavía interesante que es hoy en día. Kent Williams demostró una mayor sobriedad y disciplina dibujando cómics. Simon Bisley se quedó con sus tics más divertidos para Lobo. George Pratt se interesó por la segunda guerra mundial y el blues. Y muchos otros ilustradores y portadistas se vieron influenciados por maestro. Y casi todos ellos aportan más originalidad que el propio Bill.


El gran problema es que Sienkiewicz no tenía, ni tiene, nada que contar (excepto en Stray Toasters, que me sigue pareciendo una auténtica genialidad). Su única motivación es asombrar al personal. Al principio, su mensaje fue Mirad, se dibujar como Neal Adams para pasar al adoradme; ahora pinto y conozco a Egon Schiele y vosotros no. Por eso, en cuanto otros artistas se hicieron con su fórmula (ilustrar, en lugar de dibujar) Bill desapareció de la primera división de comic americano. Su evolución hacia algo más personal que un mero pastiche de estilos era imposible: en circunstancias normales, la tendencia de un artista es a la simplificación, a eliminar el ruido; los detalles supérfluos. La finalidad es quedarse con lo esencial, un solo trazo si es posible. Algo que no está al alcance para quien, como Bill, no construye su dibujo y sólo lo adorna con abalorios hechos por otros.




Paradójicamente, el estilo más característico de Sienkiewicz (una suerte de interpretación abocetada de todo lo aprendido) aparece dibujando comics, justo cuando debería contar más. Sus dibujos de apariencia más espontánea y caricaturesca parecen más auténticos, aunque sigan sin estar al servicio de ninguna narrativa. Pero, como él mismo cuenta, sigue ocurriendo que cuando alguien ve hoy un nuevo trabajo suyo dice "anda, el tipo que dibuja como Bisley o que hace portadas a lo McKean." Y es que así es.


En Psicosis, Norman Bates se lleva la mano a la boca para ahogar la náusea al encontrar el cadaver de Marion Crane. En Psicosis III, es Anthony Perkins quien repite el mismo gesto de forma mecánica y sin emoción alguna de cara a la galería. Eso es lo que hace Bill con los artistas a los que homenajea sin cesar: su amaneramiento formal, ahogado en referencias, ha acabado con el artista original y creativo que alguna vez pudo ser, a juzgar por su potencial habilidad como dibujante.




Gente como Sfar o Guibert son los que nos demuestran hoy que todo es posible en el comic, tipos como Craig Mullins pintan mejor las fotos, y Max o Uesugi son ilustradores mucho más cool. Nicolas DeCrecy o Mattotti son un ilustradores/pintores/dibujantes que pintan contando o cuentan pintando de forma ejemplar. Veteranos como Corben o Miller mantienen su garra como historietistas sin necesidad de demasiada perfección formal. Pero Bill pasó a la historia... a falta de revisar su último sketchbook (si aún los dibuja).



Aunque no lo parezca, sólo las dos últimas imágenes son de Bill Sienkiewicz. El resto son obra de sus maestros. De arriba a abajo: Bob Peak, Neal Adams, Mark English, Bernie Fuchs, Barron Storey y Ralph Steadman. Se pueden añadir más, como David Levine, Brad Holland, Burt Silverman o Skip Liepke. Gente que demostró su talento como ilustradores y dibujantes una década o dos antes de que Bill se maquillara con sus mismas pinturas.

(Posteo esto porque Ferrán Delgado está de vacaciones. Dedicado a Félix, Pep , Cachalote y Entrecómics.)

16 comentarios:

Félix Ruiz dijo...

Contemplar la inmensa obra de Peak, Fuchs, Storey, Peak... y ponerla al lado de los dibujines de Bill... me pone tristón. Mas amargao el lunes.
esto no es justo, no nos hagas esto.
Snif.... snif.......
Siempre lo supimos, pero esto no era necesario. O sí, qué demonios!!!.
:-)))))))))))))))))))))))))))))

Cachalote Comix dijo...

Sienki te estará eternamente agradecido por este post...

Que recuerdos, Prince, que no me gustaba demasiado, y Fernando De Felipe, me gustaban mucho sus tebeos… Como pasa el tiempo.

Lo último de Sienkiewicz que me compré fue el Stray Toasters, bueno, después me compré su Santa Claus y su Moby Dick - esto fue hace unos cinco años - y hasta que Glenat no ha sacado el tomaco de Hendrix no he comprado a Sienki, es más, le tengo perdida la pista (Aunque Ferran se empeñe en recordarnos por donde anda;), pero vamos, que lo de Sienki no es un caso aislado de acomodamiento, mira mi querido BWS, o Chaykin, o Miller... en fin, ley de vida. Nos tendremos que buscar otros Santos.

Un saludo

PD:
Veo más Schiele a Williams que a Sienkiewicz.

Ferran Delgado dijo...

¡Oye, Enrique, que yo no tengo la exclusiva de Sienki!

Creo que has expresado perfectamente la frustración que a muchos nos produce su trabajo más reciente. Quizá yo no sería tan duro expresándolo, pero sí que entiendo que tú lo hagas. Siempre produce rabia ver cómo alguien con ese potencial se acomoda y produce obras mediocres, aunque déjame hacer de abogado del diablo, porque podríamos ser un poco injustos ya que no sabemos las circunstancias por las que ha pasado en su carrera profesional. Hay ocasiones en que esas circunstancias te pueden desmotivar y acomodarte. En otras ocasiones, haber trabajo muy duro (como el mismo Sienki comentaba en su clase magistral en BCN) durante muchos años on una presión tremenda por las fechas de entrega y la angustia que puede producir el proceso creativo, puede hacer que tengas que disminuir el ritmo o trabajar en modo piloto automático para poder aguantar más años.

La carrera profesional es una carrera de fondo, y a veces es necesario empezar a dosificar por diversas razones, como la salud, o porque quizá tu escala de valores empieza a variar, y tu obra empieza a tener menos relevancia en tu vida.

Nosotros estamos en nuestro derecho en pedirle el máximo de calidad en su obra, pero no olvidemos que él es un ser humano, y él también está en su derecho en considerar que a lo mejor ya no puede resistir ese nivel de desgaste, y decide empezar a tomar atajos.

Por cierto, gracias por poner algunas obras de sus autores más influyentes. Hay algunos autores que no conocía, y en cuanto pueda bucearé en su obra. Aunque me sorprende que no hayas incluído nada de Gustav Klimt.

Un saludo.

Ximo dijo...

Totalmente de acuerdo con respecto a que desde Stray Toasters -una obra que en su momento me enganchó por completo, y que me sigue encantando- este hombre no levanta cabeza, como la gran mayoría de autores del mainstream a los que el tiempo sin duda les va haciendo mella, Byrne, Gibbons, Miller, Wrightson, J.L. Garcia Lopez ...
De todas formas siempre me dio la sensación que Sienkiewicz perdió todo interés por seguir en esto del comic, y en la creatividad que implica todo ello, y si ha seguido haciendo algo ha sido de tipo totalmente alimenticio, para ganarse unos dineros. En fin, hay tantas razones para que un autor vaya perdiendo el interés sobre su trabajo, como razones para que un lector vaya perdiendo interés por el trabajo de alguien ...

Saludos.

Corominas dijo...

Ánimo, Félix. Te acompaño en el sentimiento X-D

Creo que estamos más condicionados que el perro de Paulov ante ciertos dibujantes que nos marcaron generacionalmente: salivamos sólo con oír su nombre. Nunca podremos hablar con la más mínima objetividad de Miller, Corben, Wrightson, BWS, Jones... o de Sienki, ya sea para bien o para mal. O por mucho que analicemos su trabajo.

Cachalote, es verdad que muchos dibujantes caen en ese "acomodamiento" del que hablas, pero creo el caso de Sienki pesa algo más: su estilo es la imitación de otros estilos (incluso eso lo imitó de la forma de entender la ilustración de Barron Storey) y ha llegado un momento en el que no puede hacer nada por escapar de ellos; desde que intenta trabajar de forma más rápida y sencilla, más claro queda no hay nada bajo la máscara de sus influencias, excepto mucho trabajo y ganas de gustar.

¡Hombre, Ferrán! Pero ¿tú no estabas de vacaciones blogueras? X-D Te agradezco la visita doblemente.
Tienes toda la razón al recordar que una carrera profesional es una carrera de fondo y que eso explica el “desgaste” que se produce en la obra de cualquier artista: nadie trabaja en las condiciones ideales para crear libremente y eso, con el paso del tiempo, pasa una factura tremenda. Pero, como le comentaba a Cachalote, me parece que cualquiera de los dibujantes que hemos mencionado puede hacer hoy un trabajo rápido y “descuidado” y seguir siendo SU trabajo, que es lo importante. Incluso puede ser más eficaz y mejor que algo relamido, por demasiado estudiado. Por ejemplo, está claro que BWS está MUY influenciado por los pre-rafaelistas y el art noveau, pero identificarías a la legua unos lápices suyos, por sencillos que fueran. Pero... ¿podrías hacer lo mismo con un dibujo de Sienky , si no estuviera entintado, manchado y/o rayado de la manera habitual? ¿Tendrías forma de asegurar que no es un lápiz de Barron Storey o un apunte de Bob Peak? ¿O de alguno de su legión de imitadores? Yo no me mojaría, por si acaso ;-)

A Klimt no le he citado porque es una influencia de Bob Peak, a Sienki le llegó de rebote X-D

Creo que un artista se debe valorar por lo que aporta al medio en el que trabaja: la originalidad es fundamental. Y la originalidad de Bill es tan... volátil X-D

“hay tantas razones para que un autor vaya perdiendo el interés sobre su trabajo, como razones para que un lector vaya perdiendo interés por el trabajo de alguien ...”

Sí, ya veo que no me pasa a mí solo, Ximo. ;-)

Mr. Mxyzptlk dijo...

"¿qué ha pasado? ¿dónde está la magia? ¿La han perdido ellos o la he perdido yo?"

Esto es como "los toros", los toros siempre tienen la misma edad y sólo envejecen los toreros >>>> los artistas innovadores siempre tienen la misma edad y sólo envejece el público, cuando dejan de innovar nosotros creemos que algún día volverán los buenos tiempos pero no hacemos nada más que engañarnos... y hasta que no nos mentalicemos de eso no escarmentaremos jajajajaja
al emperrarnos con las viejas glorias nos perdemos a los actuales innovadores que realmente hacen algo bueno, es una espiral mortal que se retroalimenta jajajajaja
(pero eso pasa en el cine en la música y en todos los lados)

(me hace gracia que ponga usted de ejemplo a Prince, porque aunque usted no se lo crea, a mí también me ha pasado jajajjajaajja ;-P)

Yo de todas formas mis años de fanatismo por Sienkiewicz no los doy por perdidos, gracias a él he conocido a otros artistas, técnica y formas de hacer las cosas, para mí todo ese conglomerado de técnicas y estilos, que son sus comics, es un buen escaparate del arte del siglo XX, a veces lo hizo mejor y otras peor, pero introdujo en el comic de superheroes una innovación de la que se alimenta hoy mucha gente, si no fuera por él no hablaríamos de McKean ni del Williams... y seguramente ni de Alex Ross. Antes de Bill sólo había un comic de superheroes: 22 páginas de papel malo, portada y grapas, con él empezaron a surgir los albumes, novelas gráficas, los prestigios, el papel de calidad en el comic de SH, portadas pintadas etc... (también nos timaban mucho con ese tema ya que no siempre un prestigio tenia calidad, pero eso es otro tema) ....eso hay que reconocérselo, todavía me pone los pelos de punta ver ciertas portadas (y o ilustraciones) de él de ppios delos 80's cuando el resto de "portadistas" se dedicaban a poner la pose del superheroe de siempre... en fin


Y mi actual pasión por John Byrne la veo más como "El crepúsculo de los dioses" o "Ed Wood" (relación de Ed con Lugosi) y no tiene nada que ver con mi pasión en los 80's por Sienky jajaajajaja ;-)


Saludos, una actualización muy interesante ;-P

Ferran Delgado dijo...

Enrique,

Necesitaba tomarme unas vacaciones blogueras en parte para poderme concentrar en la recta final de entregas antes de que la editorial cerrara la semana que viene, y como acabo de terminar todo lo me había marcado, me he dado una pequeña recompensa recuperando viejos hábitos ;-)

“hay tantas razones para que un autor vaya perdiendo el interés sobre su trabajo, como razones para que un lector vaya perdiendo interés por el trabajo de alguien ...”

No lo podía haber resumido mejor, aunque yo también hablaría de necesidad de reducir la intensidad del trabajo por múltiples razones. Uno puede conservar ese interés creativo, pero verse forzado a tomar atajos. Aunque no sé si es el caso.

Por cierto, Prince tiene el dudoso honor de ser el único artista del que me ido de un concierto suyo antes de los bises. Sucedió en el último concierto que hizo en BCN en el Palau Sant Jordi. Más que decepcionante, fue indignante.

Ferran Delgado dijo...

¡Me olvidaba! Panini sacará la Biblioteca Marvel: Caballero Luna en septiembre (ver actualización en mi blog). Continúo preferiendo los Essentials, pero quizá alguien lo prefiera leer en castellano.

Un saludo.

morgana dijo...

oh Dios mío!
....y si eso le ha pasado a Sienky....¿que no le pasará a Sawyer?
por comentarios mucho más lights me has mirado mal, por cierto :P

Cachalote Comix dijo...

Ximo, JL García López sigue en muy buena forma, más quisieran Byrne, Gibbons, Miller, Wrightson, tener la forma que tiene aún García López.

Ferran, ¿Ya has dado por terminadas tus vacaciones Blogeras? Estás enganchao ;)

Un saludo

Ferran Delgado dijo...

Cachalote,

Bueno, como hasta el jueves no empiezo oficialmente mi par de semanas de vacaciones y de momento estoy organizando un poco la casa después de la mudanza del año pasado, aprovecho para volver al vicio... ;-)

Pero al menos intento desengancharme, que otros, ni eso. ;-)

Un saludo.

Corominas dijo...

"Por cierto, Prince tiene el dudoso honor de ser el único artista del que me ido de un concierto suyo antes de los bises."

Jajaja... se podría llenar un libro entero con las decepciones provocadas por este señor. Y lo más increíble es que el tipo se las ingenia para conseguir nuevos fans con su último material.

"...y si eso le ha pasado a Sienky....¿que no le pasará a Sawyer?"

Toma pregunta inquietante; menos mal que Sienki no iba en el avión que se estrelló en la isla... Aunque yo le veo como el Sylar de Héroes: robando superpoderes para molar más X-D

"Pero al menos intento desengancharme, que otros, ni eso. ;-)"

Yo me desengancharé esta semana para volver en Septiembre. Me pasa como a tí: tengo por delante una mezcla de trabajo y vacaciones ;-)

orionlesc dijo...

Muy buen analisi!

el tio berni dijo...

"una presión tremenda por las fechas de entrega y la angustia que puede producir el proceso creativo, puede hacer que tengas que disminuir el ritmo o trabajar"

Y la drogaína, Ferrán, no te olvides de la drogaína...

Muy bueno el post, Enrique, cojonudo, has soltado por esa boca lo que creo que todos tenemos en la cabeza, aunque sea de forma inconsciente.

A mí es que no se me puede olvidar el primer número de Los Nuevos Mutantes que dibujó. Recuerdo perfectamente el momento y el lugar en que lo compré, la flipada con la portada y la flipada mayor todavía con el interior. Ahí me ganó el tío, y estas impresiones de preadolescencia son difíciles de borrar, tú lo explicas muy bien.

Y sin embargo, lo último que está haciendo... el Voodoo ni lo tengo ni lo quiero. Lástima de autor, pero bueno, lo que cuenta es lo que hay, y unas cuantas obras (muy) interesantes sí que tiene el tío Bill.

Corominas dijo...

"A mí es que no se me puede olvidar el primer número de Los Nuevos Mutantes que dibujó."

A mí Bill me cambió la vida con el Electra: Assassin... fue flipe tras flipe, como te pasó a tí con los Nuevos Mutantes, Tio Berni ;-)

Un saludo, Orionlesc!

dijo...

聊天室,豆豆聊天室,哈啦聊天室,尋夢園聊天室,聊天室尋夢園,080中部人聊天室,080聊天室,080苗栗人聊天室情趣用品,情趣,情趣商品,愛情公寓,情色,情色貼圖,色情小說,情色小說,情色文學,色情,做愛,寄情築園小遊戲,色情遊戲,AIO交友愛情館,AIO,色情影片,情色網,微風成人,嘟嘟成人網,成人,18成人,成人影城,成人圖片,成人貼圖,成人圖片區,成人文章,成人小說,成人電影,麗的色遊戲,自拍,A片,AV女優,AV,A漫,視訊交友網,視訊,視訊交友,免費視訊聊天室,免費視訊,視訊聊天,視訊聊天室,UT聊天室,聊天室,豆豆聊天室,哈啦聊天室,尋夢園聊天室,聊天室尋夢園,中古車,二手車