martes, 18 de noviembre de 2008

Fallos de Raccord, el primer comic afterpop.

“La continuidad cinematográfica o raccord hace referencia a la relación que existe entre los diferentes planos de una filmación a fin de que no rompan en el receptor o espectador la ilusión de secuencia. Cada plano ha de tener relación con el anterior y servir de base para el siguiente.”

Desde que Buñuel eligiera los fallos de raccord como el método más eficaz para destrozar la narrativa fílmica tradicional en Un perro andaluz, siguiendo la liberadora deconstrucción narrativa que ya había sucedido en la literatura, la música y la pintura, pocos creadores han conseguido utilizar (con éxito) en sus obras el efecto perturbador que tal “fallo” o herramienta artística produce en el espectador.

La composición fragmentada, la profusión de personajes e historias o los puntos de vista múltiples no abundan tampoco en el comic, un medio tan reticente como el cine a experimentos o innovaciones narrativas. Así que la aparición de una novela gráfica que osa pasarse por el forro todo aquello que la narrativa franco-belga nos ha enseñado y el arte secuenciado que el comic-book ha impuesto y que lo hace, además, de forma lúcida y autoparódica, merece mi aplauso más salvaje como lector. Si en una historia sólo deberían pasar cosas, en esta pasa de todo: se titula Fallos de raccord, su autor es Marcos Prior (Cool Tokyo, Raymond Camille) y edita Diábolo.

Fallos de raccord es un tebeo que empieza con la acusación de “¡Fascista!” a un conferenciante que defiende un discurso lógico y que termina con la imagen de Buster Keaton disparando al mismo tipo (juro que no he hecho spoiler alguno; de hecho, puede ser el primer comic de la historia del que no se pueden hacer spoilers) y con la pregunta chulesca “¿alguna pregunta?”. Entre ambos acontecimientos, Emily Walser desaparece, buscamos cosas en Google, las imágenes de los blogs nos distraen, ojeamos una crónica sobre el huracán Katrina, nos acordamos de Hitchcock y encontramos links a decenas de referencias pop, literarias y cinematográficas. Vamos, que el tebeo incorpora lo que le pasa a todo lector actual antes de finalizar este relato, o cualquier otro.

La excusa de tebeo es que para su protagonista, Nicholas Nicholson, "los fallos de raccord no sólo se producen en el celuloide. Su vida está salpicada por momentos propios de lo que en cine se conoce como fallos de raccord, los cuales dejan perplejos a las personas de su alrededor desde su más tierna infancia. Es como un extraño poder que no puede controlar."

Pero Fallos de Raccord es, sobre todo, un puzzle que se completa en forma de lectura compulsiva y divertida, pero cuyo sentido está en las piezas que han sobrado. Y es que este es un tebeo que hará las delicias de Eloy Fernández Porta (“Lo que suele llamarse «novela seria» es, de hecho, un producto poppy; lo que suele describirse como «nueva narrativa influenciada por las audiovisuales» constituye la verdadera alta cultura crítica de nuestra época.”) o de los admiradores de Agustín Fernández Mallo y su Nocilla Dream.

Marcos Prior ha trasladado de forma gráfica, y a la perfección, el collage narrativo e intertextual que propone, desde la literatura, alguno de los autores de la llamada Generación Nocilla. Las 112 páginas de Fallos de raccord se devoran con el mismo asombro; no contienen una viñeta igual a la anterior, ni un capítulo parecido a otro. Sólo se mantiene de principio a fin un dibujo gestual, agresivo y caricaturesco, disfrazando siempre (de color o negro, de tramas, o de foto desenfocada) el amor por Paul Auster y el odio al capitalismo.
Da una segunda oportunidad a Nicholas Nicholson y a sus fallos. Por favor te lo pido.

La edición de Diábolo es impecable, cartoné. 17 x 24. Color. 112 págs. PVP: 17,95 €, aunque un tamaño de letra menor y un corrector de pruebas podrían haber ayudado mucho.

4 comentarios:

marcos prior dijo...

Muchas gracias por los piropos, sr. Corominas. Creo que se postula como firma candidato para oficiar de maestro de ceremonias de la presentación de fallos de raccord.
Brindo por usted y los suyos.

marcos prior dijo...

Quería decir: firme candidato. No sé dónde tengo la cabeza.

AnnaRaven dijo...

Pues nada, a la lista de la compra. Ya le contaré :)
Saludos, Mr Corominas.
Se ha hecho esperar su actualización pero ha merecido la pena

Corominas dijo...

Sr. Prior: su magna obra la debería presentar alguien con estudios, al menos. Pero quedo a su entera disposición.

¡Hola Annaraven!:) Ah, pues sí; si te lees el Fallos de raccord, pásate por aquí y cuéntanos la experiencia.